EL PROBLEMA DEL ANTISEMITISMO EN EL ÁMBITO DEL FÚTBOL EN EL REINO UNIDO DEBERÍA ABORDARSE SERIAMENTE

the-ball-488701_1280

El ámbito futbolero del Reino Unido desde hace tiempo que está contaminado de antisemitismo. Cada tantas semanas tiene lugar algún episodio en el que se refleja el arraigado sentimiento antisemita o en el que están implicados actos de violencia física.

En septiembre, el club Liverpool FC tuiteó un saludo de Rosh Hashaná a sus fans judíos. El tuit fue borrado rápidamente después de que generó miles de comentarios antisemitas. En el mismo mes, el famoso jugador irlandés, Tommy McGuigan, fue sometido a una investigación por haber alentado a sus fans a “darles a los judíos un puñetazo en la nariz”.

Tan solo un mes después, un equipo de la liga juvenil (Manchester’s Maccabi) fue obligado a abandonar la cancha debido a interminables provocaciones antisemitas por parte del equipo contrario. El director del equipo agresor se negó a pedir disculpas. Y quién puede olvidarse de aquel episodio cuando fans del equipo West Ham United publicaron comentarios antisemitas alusivos a Hitler y las cámaras de gas después del partido contra Tottehnahm.

El último escándalo fue protagonizado por Dave Whelan, presidente del Wigan Athletic F.C. cuando, durante una entrevista con el periódico The Guardian, dijo que los judíos sentían “amor por el dinero”. Posteriormente, se disculpó a medias, explicando que no fue una ofensiva intencional y que tiene muchos amigos judíos. Sinceramente, no parece que entendiera las severas implicancias de actitudes antisemitas.

Esta entrevista se llevó a cabo después de que Whelan contrató a Malky Mackay como técnico del equipo a pesar de estar bajo investigación por enviar mensajes de texto antisemitas y racistas. Un eslabón más en la cadena de hechos dennigrantes protagonizados por Whelan.

El Comité Representativo de las Instituciones Judías de Gran Bretaña (BOD) publicó un comunicado explicando que consideraba que la respuesta de Whelan no era adecuada y demandando una disculpa como corresponde. También afirmaban que presentarían el caso en la Asociación de Fútbol para poner fin a este tipo de situaciones, pero eso está aún por verse.

Desafortunadamente, como la mayoría de los esfuerzos del BOD, no creo que con este comunicado fuese suficiente.

El antisemitismo en el fútbol es un asunto serio y desde hace tiempo que se viene arraigando. Por tal motivo, debería afrontarse de manera contundente por parte de la Asociación de Fútbol, así como por los mismos equipos y organizaciones de fans.

La respuesta más proactiva que observé últimamente fue la de dos patrocinadores de Wigan, de iPro, una bebida para deportistas, y de una remera, quienes finalizaron sus respectivos contratos con el club de fútbol.

El comunicado de iPro decía: “iPro Sport promueve relaciones laborales positivas sin distinción de color, raza, nacionalidad, creencias religiosas, orientación sexual o edad, y no tolera el racismo, sexismo o homofobia.

Para lograr un cambio a largo plazo, el BOD debería hablar con los patrocinadores, así como con los medios y con webs de fans. Creo que para lograr su objetivo, el BOD debería  tener una actitud más categórica. Ya vimos que comunicados y  denuncias no alcanza.

Advertisements

A RAÍZ DE UN VIOLENTO ATAQUE ANTISEMITA, EL CONGRESO JUDÍO EUROPEO PIDE A FRANCIA QUE PROTEJA A LA COMUNIDAD JUDÍA

creit

(foto via Twitter)

Un reciente ataque antisemita perpetrado en Francia puso en alerta a toda la comunidad judía, y  con justa razón.

El hecho aconteció a principios de diciembre, cuando tres asaltantes irrumpieron en la casa de una pareja judía en Créteil (un suburbio parisiense conocido por la considerable presencia de familias judías). La pareja fue atada y asaltada, y la joven, de 19 años fue violada.

Asimismo, una de las víctimas relató que los asaltantes les advirtieron que no les digan que no tienen dinero porque sabían que “son judíos”.

El trágico suceso tuvo lugar solo dos días después de que dos hermanos que usaban kipá, también ellos residentes de Créteil, fueron golpeados mientras se dirigían a la sinagoga Shaarei Tzión.

Estos ataques representan una nueva dosis de antisemitismo que este año golpeó al judaísmo francés en cifras récord.

Las organizaciones judías respondieron al ataque con una profunda indignación. El Congreso Judío Europeo (EJC) pronunció de inmediato un llamado a las autoridades francesas, en el que les exigían “una respuesta inmediata y un plan de acción para eliminar esta escoria de Francia y permitir que los judíos se sientan a salvo una vez más”.

La organización demandó que los ataques antisemitas sean ubicados a la cabeza de la lista de prioridades del gobierno. Moshé Kántor, presidente del EJC, agregó que “aparentemente, parece ser una ‘temporada abierta’ contra los judíos en Francia luego de tantos ataques violentos contra judíos e instituciones judías, que llegan hasta la tortura y asesinato brutal de Ilan Halimi” (joven francés secuestrado, torturado y asesinado en el 2006). Lamentablemente, este comentario refleja la actual realidad de la comunidad judía francesa.

CRIF, la organización paraguas de la comunidad, si bien condenó el ataque en Créteil, no hizo mucho más. En la actualidad, la entidad está enfocada en el voto francés a favor del reconocimiento del Estado Palestino.

El antisemitismo en Francia llegó a un punto álgido en la última década y CRIF debería centrarse en la lucha, convirtiéndolo en un asunto de primera prioridad para lograr combatirlo de una manera eficaz.

SHOMRIM DEL REINO UNIDO: DIGNOS DE SER IMITADOS

Siento todo el respeto del mundo por los Shomrim (del hebreo, guardias), grupos de vigilancia comunitaria, o de custodia vecinal, que hacen de todo, desde detener a asaltantes hasta ayudar a víctimas de crímenes violentos o buscar a personas desaparecidas. Si bien no tienen autoridad para realizar arrestos, son famosos por la eficacia con la que logran perseguir y detener a personas hasta la llegada de la policía. Los Shomrim del Reino Unido (Shomrim UK) –de la zona del norte de Londres– entregan a las autoridades entre tres y cinco sospechosos por semana.

Además, los Shomrim UK se ocupan de crímenes antisemitas y muchas veces las víctimas eligen llamarlos a ellos antes de llamar a la policía, dada su veloz respuesta, de un promedio de ¡40 segundos! Lo curioso es que a pesar de que suelen actuar en barrios judíos religiosos, aproximadamente el 70% de la gente a la que socorren no son judíos.

La reportera Tammy Kinder  describió su experiencia cuando participó en una de las rondas de patrulla del grupo en el norte de Londres: “a eso de las 10 de la noche uno de los miembros de Shomrim vio una mujer tirada en la mitad de la transitada Stamford Hill Broadway.

Shulem, el conductor, nos alcanzó en un minuto. Cuando llegamos, ya había dos Shomrim brindándole primeros auxilios. Era una peatona (no judía) que fue atropellada por un auto que se dio a la fuga. Otros Shomrim estaban ocupados en cercar el área y otros dos tomaban nota de la información de los testigos para transmitírsela a la policía. Tres minutos más tarde, una ambulancia “Hatzolá” llegó y realizó los preparativos para llevar a la víctima del accidente al hospital. Tres minutos después de tod eso, llegó la policía.

La rapidez de esta respuesta es típica de la agrupación.

shomrim

(Foto via thejc)

Lo que me parece más digno de destacar es la colaboración interreligiosa, que afianza la sensación de seguridad de la comunidad. Los Shomrim UK tienen un acuerdo con la comunidad musulmana, para proteger también la mezquita y centro comunitario. Este tipo de iniciativas va construyendo comunidades seguras y contribuyen a reducir los crímenes antisemitas. Esta agrupación surgió de las bases y está logrando ‘hacer una diferencia’, y sirve de inspiración para futuros movimientos espontáneos que como ellos, surjan para combatir el antisemitismo.

Los Shomrim adoptan una actitud activa y efectiva sin esperar la iniciativa de las grandes organizaciones. Ellos mantienen excelentes relaciones con las fuerzas policiales locales y con la ciudadanía en general.

Ingeniosas acciones como estas son las que necesitan nuestras comunidades…

EL ANTISEMITISMO CHAVISTA TIENE QUE TERMINAR: UN LLAMADO AL MUNDO JUDÍO PARA APOYAR A LA COMUNIDAD JUDÍA DE VENEZUELA

Así como el mundo fue testigo de la erupción del antisemitismo el verano pasado, América del Sur no se quedó atrás. Solo que en Venezuela no fue el comienzo de una ola antisemita sino la continuación de una tendencia antisemita profunda y arraigada en la cúpula política gobernante.

Una manifestación reciente del odio a los judíos pudimos observar durante el período previo a las elecciones del 2013 cuando en el marco de su campaña política el actual presidente, Nicolás Maduro, utilizó el antisemitismo para ganar votos y manchar a los otros candidatos. Hechos como este son inadmisibles y las organizaciones judías alrededor del mundo están presionando a Venezuela para que termine con esta incitación.

 ven

(Photo via Foreign Policy)

A continuación del fallecimiento del carismático líder venezolano Hugo Chávez, su sucesor, Nicolás Maduro, llevó a cabo una campaña electoral en contra del líder de la oposición Henrique Capriles Radonski. Cuando subió la tensión, especialmente después de la victoria de Maduro por un pequeño margen, el gobierno dio protagonismo en su discurso al tema de las raíces judías de Capriles (sus abuelos maternos eran sobrevivientes del Holocausto). En un país que espía a sus organizaciones judías y, tal se refleja en el título de este artículo, asocia inseparablemente entre judaísmo y sionismo, al que Maduro se opone, así como lo hizo su antecesor, Chávez, no sorprende que el gobierno atacó a Capriles como representante del sionismo.

Esta actitud generó cerca de 4000 expresiones antisemitas durante la campaña electoral en el 2013, así como un marcado incremento de artículos publicados por medios oficiales, según reporte de CAIV, la organización representativa de la comunidad judía de Venezuela.

Mientras que organizaciones como la CAIV y la Liga Antidifamación centraron la atención en cuestiones relacionadas con el antisemitismo gubernamental en Venezuela, queda pendiente la necesidad de implementar acciones que pongan fin a la retórica del presidente Maduro y a su incitación en contra de los judíos.

Las organizaciones judías sudamericanas, tales como la Confederación Judía de Brasil y la DAIA argentina, deberían trabajar en conjunto con grupos judíos de Estados Unidos, como la Bnai Brith y American Jewish Congress, para presionar en sus respectivos gobiernos para que presionen a Maduro. La comunidad judía venezolana debe saber que cuenta con el apoyo del mundo judío  y que juntos venceremos el amigo en común: el antisemitismo.

¿QUÉ MÁS PUEDE HACER LA DAIA PARA COMBATIR EL ANTISEMITISMO?

argentina-flag-58529_1280

La compleja historia de la relación de Argentina con sus ciudadanos judíos es conocida. En primer lugar, es sabido que el país concedió refugio a nazis fugitivos, incluido Adolf Eichmann, que en su momento fue secuestrado y trasladado a Israel para ser juzgado, contrariamente a la voluntad del gobierno. En aquel entonces vivían en Argentina más de 310000 judíos.

A partir de 1955, con la aparición del primer movimiento fascista y una junta de gobierno, más de 45 000 judíos inmigraron a Israel a raíz de la intensificación de los ataques antisemitas. Posteriormente, en la época de la dictadura (1976-1983) de un total de 30000 personas desaparecidas, 1900 eran judías, a pesar de que el porcentaje de la comunidad judía en la población era mucho menor. Los testimonios sobre las torturas y asesinatos que leí de aquella época son demasiado duros como para reproducirlos aquí.

Creo que el hito más trágico en la historia de la relación de Argentina con la comunidad judía lo representan los dos atentados terroristas perpetrados con coches-bombas en la década de los 90. El primero, en marzo 1992, en el edificio de la embajada de Israel en Buenos Aires, que dejó un saldo de 29 muertos. El segundo, en julio 1994, causó la muerte de 85 personas, y cientos de heridos en ambos ataques.

Sorprendentemente, ninguno de esos crímenes fue resuelto. Bajo el gobierno de la actual presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, Argentina decidió llevar una investigación conjunta con Irán. Sì, leyeron bien, Irán. Además, en septiembre 2014, en el marco de su discurso en la 69ª Asamblea de la ONU, Kirchner criticó a la comunidad judía por no apoyar el pacto con Irán.

En este contexto no sorprende que la encuesta del 2014 de la Liga Antidifamación Judía muestra que el 24% de las personas encuestadas en Argentina reflejaron posturas antisemitas.

La ola de antisemitismo que se registra actualmente en Argentina no parece ser tratada con la seriedad que merece. Recientemente una persona fue detenida en Buenos Aires bajo sospecha de haber planeado un ataque a la sede de la Sociedad Hebraica Argentina. Pintadas grafiti antisemitas con la leyenda: “Haga patria, mate a un judío” no despertaron más que indiferencia, a pesar de que los incidentes antisemitas se duplicaron en el último año.

No es cuestión de criticar a la DAIA. La organización no escatimó en esfuerzos para cambiar el estatus quo en lo que atañe a la respuesta del gobierno argentino. En noviembre, en la presentación del informe anual sobre antisemitismo en la universidad de Buenos Aires, el vicepresidente en ejercicio de la presidencia de la institución, Waldo Wolff, afirmó: “Muchas veces nosotros no elegimos lo que nos pasa, pero sí podemos elegir qué hacer con lo que nos pasa”.

Argentina sobrelleva un problema de antisemitismo muy arraigado por lo que, a pesar de que la organización es admirablemente activa, los desafíos que debe afrontar son muy grandes.

Posiblemente, ya hayan entendido que así son las cosas y si es así, no me queda sino aplaudirlos, pero la sensación que me da es que llegó la hora de que la DAIA adopte una actitud más creativa en la lucha contra el antisemitismo. Ahora es el momento para elaborar y utilizar nuevas herramientas para educar a la comunidad y transformar la realidad.

Por ejemplo, en Paraná, alumnos de escuelas que no pertenecen a la comunidad judía, en colaboración con la DAIA y el gobierno municipal, cubrieron grafitis antisemitas con creaciones propias de los niños.

Como ven, a veces hay buenas noticias.

LÍDERES JUDÍOS SUDAFRICANOS ENFRENTARON EL ANTISEMITISMO Y SALIERON AIROSOS

cape-town-246070_1280

El brote antisemita que se registró en Sudáfrica últimamente, con el muy publicitado acto de exhibir una cabeza de cerdo en uno de los supermercados de la cadena Woolworths, en protesta por la venta de productos israelíes, fue manejado con gran habilidad por parte de la Junta de Representantes Judíos de Sudáfrica (SAJBD, por sus siglas en inglés).

El relato de los hechos de Mary Kluk, presidenta SAJBD, fue citado en la mayoría de los medios (News 24, IOL News, Mail and Guardian, por nombrar algunos). “Kluk dijo que los cerdos están estrictamente prohibidos por las leyes alimentarias judías por lo que este acto fue ofensivo y se propuso intimidar a toda la comunidad. ‘En el pasado, estos hechos se llevaban a cabo de manera anónima. Por el contrario, el Congreso de Estudiantes Sudafricanos (COSAS, por sus siglas en inglés), no solo lo hizo de manera pública sino que fue más allá y le dio amplia difusión a este acto de intolerancia’, dijo la presidenta”. (Fuente)

Con gran habilidad, SAJBD expandió la controversia más allá del ámbito judío-israelí, incluyendo de esta manera a todos los sudafricanos, al hacer referencia a la democracia y la constitución, de tal manera que todos podían identificarse y condenar los actos de COSAS.

Wendy Kahn, directora de SAJBD, comentó que la organización estaba muy impactada ante la inflexibilidad de COSAS que no le importaba perjudicar a sus propios compañeros. “Este acto representa una violación de nuestra democracia y de nuestra constitución”, declaró.

SAJBD presentó una denuncia en contra de Ngxowa (el presidente provincial de la COSAS) ante la Comisión de Derechos Humanos de Sudáfrica. (Fuente).

Más aún, SAJBD organizó una protesta en Ciudad del Cabo al día siguiente del incidente en Woolworths. Una respuesta tan rápida tanto en los medios como en las calles, con las correspondientes pancartas y cobertura mediática, es esencial para combatir el antisemitismo. Esta actitud resulta tan eficiente porque expone abiertamente los problemas y los afronta directamente, propiciándole a la comunidad judía la oportunidad de centrarse en los temas que le atañen y abordarlos. Esta postura se transforma en una referencia para cuestiones relacionadas con el judaísmo y con el antisemitismo en general, y permite debatirlos desde una perspectiva judía.

Otras comunidades y organizaciones alrededor del mundo pueden aprender mucho de la manera en que SAJBD manejó esta situación y otras similares.

¡ATENCIÓN! NUEVAS INICIATIVAS ENFRENTAN EL ANTISEMITISMO

En septiembre 2014 miles de personas participaron en una manifestación en Londres en contra del antisemitismo que había incrementado dramáticamente en el Reino Unido. En los meses previos, negocios, sinagogas y cementerios judíos habían sido sujetos de actos de vandalismo; Twitter fue invadido por mensajes antisemitas y judíos fueron atacados en las calles. La situación era grave.

Dada las circunstancias, me llevé una gran sorpresa cuando descubrí que esta manifestación no había sido organizada por una institución comunitaria formal como por ejemplo, la Delegación de Representantes de los Judíos de Gran Bretaña, sino que fue el resultado de una iniciativa de las bases, agrupadas en una entidad denominada por sus siglas en inglés CAAS (Campaign Against Anti-Semitism), como respuesta directa a la inoperancia de las organizaciones judías tradicionales.

Este descubrimiento me impactó mucho. Por un lado, el hecho en sí de que CAAS fue creada para combatir el desenfrenado aumento de los ataques antisemitas ante la carencia de una respuesta a nivel gubernamental o comunitario. Por el otro, y no menos impactante, que este grupo emprendedor está integrado predominantemente por jóvenes judíos como Gideon Falter, Mandy Blumenthal y Jonathan Sacerdoti que funge como vocero de la agrupación.

 CAAS chiefrabbi

(Foto vÍa chiefrabbi)

CAAS no solo actúa por los canales conocidos sino que también adopta modalidades de acción directa y proactiva, organizando protestas antisemitas como aquella manifestación, buscando a los antisemitas en línea y presionando a las instituciones que permiten que se lleven a cabo actos antisemitas en el Reino Unido.

Si te tomas un momento para visitar la página en Facebook podrás ver las inteligentes maneras en que afrontan el antisemitismo.

Cuando el líder de la oposición Ed Miliband se manifestó públicamente en contra del antisemitismo, CAAS, que es una agrupación apartidaria, valoró públicamente su actitud pero también declaró: “esperamos que el Sr. Miliband presente propuestas concretas para combatir la creciente ola de antisemitismo en Gran Bretaña. Con mucho gusto le brindaremos nuestro asesoramiento. Hemos visto que el gobierno está muy activo y receptivo respecto a este asunto. Llamar a Tolerancia Cero en Facebook, después de meses tan violentos, sin proponer algo específico y relacionando el tema con la política británica respecto a Israel (un asunto respecto al cual los diputados laboristas suelen hacer comentarios incendiarios impunemente) es una postura difusa en un momento en que necesitamos acciones urgentes y un liderazgo auténtico y combatiente que haga frente al antisemitismo”. (Fuente: CAAS Facebook)

Una respuesta inteligente y precisa. CAAS cree, con justa razón, que generar una respuesta gubernamental contra el antisemitismo es una necesidad y un deber.

Últimamente percibo un orgullo distinto en nuestras comunidades, en las que nuevas generaciones adoptan iniciativas que tanto necesitamos. Tengo la esperanza de ver pronto a otros jóvenes seguir sus pasos.